crea el ministerio de cultura oficina para promover la herencia intelectual del indio naborí

Por: Susana Méndez Muñoz.

tomado de Cubarte.

En el contexto de un homenaje por el 95 aniversario del natalicio de Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, celebrado en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNCJM), se anunció la creación de la Oficina de Promoción e Investigación Cultural sobre la obra de este reconocido poeta cubano.

 

Este centro radicará en la propia BNCJM y será dirigido por el escritor, guionista y promotor cultural Fidel Antonio Orta Pérez, hijo del trascendental bardo que fuera acreedor del Premio Nacional de Literatura en el año 1995.

 

El doctor Eduardo Torres Cuevas, director de esa acreditada institución, abrió con su intervención este acto de recordación que contó con la presencia de Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, al destacar que toda una época de nuestra historia está reflejada en la obra del Indio Naborí «que marca los anhelos, el sentir de la lucha de nuestro pueblo, y su absoluta entrega y fidelidad a los ideales revolucionarios».

 

Posteriormente declaró que la histórica institución que dirige se siente honrada de ser la sede de esta oficina, pues esto representa una continuidad de su política dirigida a preservar los fondos asociados a la cultura nacional y fundamentalmente «las fuentes que son el origen de una memoria que hay que construir (…) se trata de que no se olvide sino de que sea un punto de partida para que el poeta esté siempre con nosotros (…) Cada generación tiene sus propias preguntas e inquietudes y ahí es donde el Indio Naborí tiene que estar».

 

María Elena Salgado, viceministra primera de Cultura, dio lectura a la Resolución 58 de esa entidad que ampara la creación de esta oficina, la cual tiene como esenciales objetivos la conservación, investigación y promoción de la herencia intelectual del extraordinario escritor que según palabras del doctor Virgilio López Lemus «fue un poeta de los hechos y momentos clave de la Historia de Cuba y que escribió algunos de los mejores sonetos de la literatura cubana».

 

Fidel Antonio Orta Pérez, agradeció a todas las instituciones y personas que colaboraron en la creación de la nueva institución que dirigirá, en especial al Ministerio de Cultura, a la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, al Instituto Cubano del Libro y a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

 

Evocó a su padre principalmente en su compromiso con la causa de los más humildes. «El triunfo de la Revolución le regaló al poeta su mayor alegría. La Revolución fue su gran pasión y a su defensa, sin cuestionamiento de ningún tipo, se consagró en cuerpo y alma».

 

Reafirmó que la Oficina de Promoción e Investigación Cultural sobre la obra del Indio Naborí se dedicará a la conservación, investigación y socialización de la memoria literaria y política del poeta «defendiendo de igual forma todos los temas que él promovió en vida: cultura comunitaria y campesina, folklore latinoamericano, expresiones poéticas, historia, pensamiento político de Fidel Castro, ideario martiano, periodismo de fondo y compromiso intelectual».

 

El poeta y etnólogo Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, tuvo a su cargo las conclusiones de este tributo al Indio Naborí, al referirse al cual dijo: «Aquel hombre que me dio tanto aliento y cuya poesía yo siempre admiré, sobre todo su poesía coloquial, intimista, metafísica y más que metafísica… él es uno de los iniciadores de la poesía conversacional, coloquial con Entre y perdone usted, que es un libro mágico».

 

En cuanto a la inauguración de ese centro para el mantenimiento vivo del legado del insigne poeta expresó: «Era una deuda con el cantor de la Revolución cubana y con el juglar más conspicuo y prominente de nuestro país».

 

Y en cuanto a la labor de la misma advirtió que deberá ser un centro de investigación de lo más auténtico de la poesía cubana y un laboratorio de ideas, no solo un sitio de encuentro con lo mejor de la poesía agraria, campesina, sino con «la poesía grande, la que no tiene bridas ni es sentenciosa sino, simplemente, la poesía».

 

Subrayó algunas de las virtudes cardinales del prolífico poeta, gran improvisador y decimista el cual, apuntó, experimentó con grandeza en el verso libre. «Es un poeta de culto; intelectual de profunda talla y hondo calado como pensador, símbolo perfecto de lo culto y lo popular, lo clásico y lo moderno».

 

Más adelante recordó su notable labor periodística y sus reflexiones oportunas en circunstancias críticas, sus trabajos sobre Martí y Carlos Manuel de Céspedes y «su vocación de periodista de linotipo y noches de insomnio en las redacciones de nuestros periódicos y revistas más importantes».

 

El Indio Naborí, Héroe del Trabajo de la República de Cuba, señaló, «tiene desde hoy un nuevo nicho de trabajo virtuoso (…) la justicia enaltece el valor y desde aquí se podrá perpetuar su memoria y la memoria de otros que como él han coronado con su obra el suelo de la Patria».

 

En el lobby de la BNJM se encuentra abierta al público como tributo también al 95 aniversario del natalicio de Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, una muestra expositiva de documentos, fotos y objetos asociados a su persona o que le pertenecieron, los cuales forman parte de los fondos de dicha institución y de la colección familiar del poeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *