poemas del mundo en la habana

El Festival Interna­cio­nal de Poesía de La Habana (FIPH) quedó oficialmente inaugurado en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís.
un artículo de:Madeleine Sautié
tomado de Granma.
25 de mayo de 2016.
premio alberti a georginaLa Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís acogió a los participantes del Festival Interna­cio­nal de Poesía de La Habana (FIPH) para celebrar la acción poética Pa­la­bra del Mundo, con la que quedó oficialmente inaugurado el evento en el que durante 20 años han leído sus obras más de 2 000 bardos del orbe.

En presencia de varios miembros del cuerpo diplomático, la velada sig­nificó la culminación de una se­rie de lecturas efectuadas en mil ciudades de los cinco continentes, a instancias del FIPH y otras institu­ciones.

En un espacio protagonizado por la poesía, “el Festival se siente como un mediador entre los poetas del mundo y nuestro país”, expresó en su intervención Alex Pausides, presidente del FIPH, quien agradeció a los poetas el haber venido a la Isla a regalar sus versos a los cubanos.

Dedicado al poeta nicaragüense Rubén Darío y a los estudiantes, el Fes­tival, que ha venido desarrollando ac­ciones poéticas en distintas zonas del país, previas a su apertura oficial, tendrá a su cargo 64 lecturas en centros educacionales y barrios co­mo el de Cayo Hueso, don­de se ubi­ca la se­de del evento y a la que ha sido convocada la comunidad, acotó Pau­sides.

En la velada se entregó el Premio Rafael Alberti que otorga el FIPH y la Sociedad de Naturales de Anda­lucía y sus descendientes a los poetas cu­banos Georgina Herrera, Del­fín Prats y Lina de Feria por la obra de la vida.

A Herrera el jurado le reconoció “la excelencia de una obra que ha ido perfilando las más esenciales marcas de la identidad cubana y los altos valores de la lírica nacional”; a Prats, “la intensidad de una obra breve pero plena de universalidad”. A De Feria se le advirtió “la sostenida calidad de su obra intensa y va­liente y el magisterio que ejerce en las nuevas oleadas de poetas cu­banos”.

Poetas de diversos escenarios del mundo leyeron sus versos en la lengua original en que fueron concebidos, como legítima muestra del respeto a su “música intransferible” tal co­mo lo merece esa sustancia esencial que nutre y dignifica a los pueblos.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *