recordando a amado nervo, el poeta del amor

por: María de los Ángeles Polo Vega.

(fotos tomadas de internet)

 

Hace 149 años, el 27 de agosto de 1870 nacía en Tepic, Nayarit,  Amado Nervo, cuyo verdadero nombre fue Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo , uno de los grandes poetas modernistas de América.

Además de poeta, el poeta del amor como también se le conoce, por ser este uno de sus temas más recurrentes, Amado Nervo fue periodista, maestro, diplomático, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y en sus versos son recurrentes también temáticas relacionadas con el cristianismo.

Se dice que en su adolescencia soñaba con hacerse clérigo e ingresó en un Seminario Católico Romano, estudios que posteriormente abandonó pero que dejaron una huella profunda en su posterior creación literaria.

Lo cierto es que pasó a la posteridad como el gran poeta que es, uno de los poetas mexicanos más importantes del siglo XIX. Entre su vasta obra destacan títulos como «Serenidad», «Elevación», «Plenitud» y la más famosa de todas»La amada inmóvil»,libro de alto calado sentimental que  llega al alma, publicado en el año 1922, y en él, el poeta grita el dolor que siente ante la pérdida del gran amor de su vida: Ana Cecilia Luisa Dailliez, su amor secreto, su musa enjaulada.

Se ha sabido que el 31 de agosto de 1901 Nervo conoció a esta mujer en una calle del Barrio Latino de París y al ser nombrado como segundo secretario de la embajada de México en Madrid, la llevó consigo clandestinamente y se instaló con ella en el piso segundo izquierdo del número 15 de la madrileña calle de Bailén, donde ni los porteros de la casa sabían de la existencia de aquella mujer.

El 17 de diciembre de 1911, Ana Cecilia contrajo una fiebre tifoidea que le provocó una lenta agonía, también secreta, ya que Nervo la atendió a escondidas, hasta la noche del 7 de enero de 1912 en que murió su musa. La amada inmóvil es el poema que nació esa noche en que Nervo veló en soledad el cadáver de quien fue su amada.

He aquí una selección de algunos poemas de este libro excepcional.

 

¿Llorar? ¡Para qué!

 

Este es el libro de mi dolor:

lágrima a lágrima lo formé;

una vez hecho, te juro, por

Cristo, que nunca más lloraré.

¿Llorar? ¡Por qué!

Serán mis rimas como el rielar

de una luz íntima, que dejaré

en cada verso; pero llorar,

¡eso ya nunca! ¿Por quién? ¿Por qué?

Serán un plácido florigelio,

un haz de notas que regaré,

y habrá una risa por cada arpegio…

¿Pero una lágrima? ¡Qué sacrilegio!

Eso ya nunca. ¿Por quién? ¿Por qué?

 

Su tristeza

 

Bien venga, cuando viniere,

la Muerte: su helada mano

bendeciré si me hiere…

He de morir como muere

un caballero cristiano.

Humilde, sin murmurar,

¡oh Muerte!, me he de inclinar

cuando tu golpe me venza;

… ¡pero déjame besar

mientras expiro, su trenza!

¡La trenza que le corté

y que, piado, guardé

(impregnada todavía

del sudor de su agonía)

¡la tarde en que se me fue!

Su noble trenza de oro:

amuleto ante quien oro,

ídolo de locas preces,

empapado por mi lloro

tantas veces…, tantas veces…

Deja que, muriendo, pueda

acariciar esa seda

en que vive aún su dolor.

… ¡Es que todo lo que me queda

del aquel infinito amor!

 

Cristo me ha de perdonar

mi locura, al recordar

otra trenza, en nardo llena,

con que se dejó enjugar

los pies por la Magdalena…

 

Escamoteo

 

Con tu desaparición

es tal mi estupefacción,

mi pasmo, que a veces creo

que ha sido un escamoteo,

una burla, una ilusión;

que tal vez sueño despierto

que muy pronto te veré,

y que dirás: “¡No es cierto,

vida mía, no he muerto;

ya no llores…, bésame!”.

 

Sobre su obra han dicho los críticos….

 

Amado Nervo falleció en Uruguay el  24 de mayo de 1919, mientras cumplía funciones diplomáticas, tenía solo 48 años . Su cadáver fue conducido a México por la corbeta Uruguay,que iba escoltada por barcos argentinos, cubanos, venezolanos y brasileños.

En su país se le tributó un homenaje sin precedente y fue sepultado en la Rotonda de las Personas Ilustres .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *