nicolás

A Nicolás Guillén

 

 

Nicolás, con su risa y su alegría,

le dio ritmo a la lucha proletaria,

voz de pueblo a la gesta libertaria

y colmó de razón la fantasía

 

 

Maestro del idioma de Castilla

y de sus tradiciones literarias,

del África tomó porciones varias

y con ambas logró la maravilla

 

Podía ser Quevedo o ser Cervantes,

el oscuro Congué, Taita Facundo,

uno más entre orishas o gigantes

 

Poeta nacional, camagueyano

de mano fiel y sentimiento puro,

alto lucero en el panteón cubano

 

autor: Rolando López del Amo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *