tres poemas de carmen serrano

Por: Redacción de CubaPoesía.

1 votos
1 visitas/día
3821 dias online
Entre los labios del olvido

Entre esos labios de olvido que besan la mentira,
o esos ojos cubiertos con máscara de arideces:
el tiempo empezará a construir los muros
de las revelaciones que se rompen los brazos,
al chocar con los maderos de esta realidad.

Una luna penetra entre vaivenes de pinos,
cae  al suelo fragmentada en polvo de luz como señal
de que la vida de los hombres depende
de su relación con el agua, la niebla o los árboles,
que coloquen debajo de sus apetencias.

Puse los pies de los delirios sobre aquellos ramajes
que gemían dentro de su sombra
y empezaron a ser fantasmas mecidos
por el genio del viento y la frugalidad de las estrellas.

Sal de esos humos. Ahora intento
derrocar suplicios, entre palabras bosques
y partículas de ternura diluidos
en lo angosto de estas rondas.
El orden de las columnas embrujadas se pierde
entre suspiros de miserias y cadáveres que buscan
la soledad para clavarle los dientes de sus fieras.
No dan tregua a posibles retornos,
que pudieran rendir las caídas dispuestas
por el cierre de ventanas a toda perspectivas.

El don de mi abuela

A Janet Cueto
El don de mi abuela
engarzaba inventos,
con hilos de magia,
y perlas de versos:
Que si el colibrí
aleteaba serio;
que si las abejas
mieles en proyectos.
O si lagartija:
pavura de insectos.
O si mariposa,
coloreaba el tiempo.
O si el niño aquel
le estaba sonriendo.

En cestas con flores,
y trinos de abril,
ensueños de abuela
voy a repartir.

Tiempo que llegas

Tiempo que llegas vestido de ángel y dices: hola,
hola, te respondo cada día, con la chispa de mis ojos,
hola con mi pupila de medirte con centímetros de pena,
a veces, tirando por la borda el entusiasmo,
otras, desterrando los bostezos, el hastío.
Hola tiempo,  potro oscuro, crin al aire,
marihuana para huirte, sollozo para atarte a mis premuras,
insulina para que comas,  verdad para mentirte.
Hola por mis resplandores, por mi piel de madera,
por mis rodillas corredoras, sin osteoporosis,
por la voz sin acordeones. Hola, y gracias
por esta hierba fina, que empieza a ser tan verde,
por esta travesía entre el mirar y el ver,
por esta voz de decir: buenos días, tierra,
ave que me habitas, desnudez de memorias.

Llegas vestido de ángel. He salido
a convocarte al campo, donde paladeo
el agua fresca de tus hojas y disfruto el perfume
de esos jazmines que me acercas con manos
de palomas en eternas travesías.
Te enamoro con lo mejor de las palabras
rescatadas de tus pozos hechizados,
te beso las alitas de ángel y te doy de beber
aquel narcótico feliz que tanto te gustó.
Ahora que te has dormido
abro tus salones y comienzo a danzar.

Carmen Serrano Coello, poeta y narradora cubana nacida en Sagua de Tánamo, Holguín el 21 de mayo de 1939. Licenciada en Filología por la Universidad de Oriente. Tiene varios libros publicados, entre ellos Por el cauce de un río, antología de la colección SurEditores; Una paloma de espuma, poesía para niños, La princesa de las aguas y el paisaje, editorial Trafford, de Estados Unidos, y Un remo contra el agua, editorial Letras Cubanaso.

Carmen SErrano ha recibido varios premios  literarios, como el José María Heredia, Internacional de Sant Jordi e Identidad, Paz y Poesía de Ecuador.Sobre su poesía ha dicho Virgilio López Lemus que es honda y sincera.

Hoy CubaPoesía se suma al júbilo por el cumpleaños 80 de nuestra poeta y comparte con los amigos una muestra de sus poemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *