el poeta cubano yasef ananda publica en china el poemario bilingüe “abril en mayo”

Pekín, 19 sep (EFE).- El poeta, periodista y cineasta cubano Yasef Ananda presentó hoy en Pekín su cuarta obra, la antología de poemas “Abril en Mayo”, que ya en su formato original se publica en China e incluye una traducción al mandarín de todos los versos por parte del insigne traductor e hispanista Zhao Zhenjiang.

 

Ananda, que presentó su obra en Mil Gotas, la primera librería de China especializada en literatura en español, destacó a Efe que su libro “resume diez años de trabajo” en los que ha vivido en este país, con poemas que reflexionan “sobre la sincronía, el destino del hombre o lo frágil de la paz”.

 

Para el escritor, quien trabaja como experto en español del Diario del Pueblo y también ha vivido en Japón y la India, el principal tema de todos sus libros es “como entender que existe una sincronía en un mundo asincrónico”, paradoja que inicia desde el título que inaugura la antología.

 

En la obra, el escritor caribeño apela a las ratas vietnamitas, a una vieja cicatriz que se hizo al cortarse con bambú o su pasión por el cine de maestros como Kurosawa o Eisenstein para trazar un lenguaje que oscila entre el barroquismo de los clásicos cubanos, como José Lezama Lima y la sencilleza de los haikus japoneses.

 

Cada poema en castellano va acompañado de su respectiva traducción al mandarín, algo poco habitual en libros publicados en China y que ha sido posible merced a uno de los mejores traductores de literatura en español de este país, Zhao Zhenjiang, quien llevó al chino a clásicos como Pablo Neruda, Rubén Darío u Octavio Paz.

 

Ananda prefiere hablar de “versiones” de su amigo Zhao antes que de traducciones, ya que “los poemas no se pueden traducir, como mucho se pueden acercar”, según explicó en la presentación.

 

“Es más bien intuición, el deseo de acercarse, tratar de entender la belleza del otro con las herramientas de uno”, desarrolló Ananda al intentar expresar la forma en que sus poemas se han llevado a la lengua de Confucio.

 

El libro debe la portada al artista español Cristóbal Ortega, también residente en Pekín y receptor de una de las dedicatorias en los versos de Ananda.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *