convocó esta vez el movimiento poético mundial

Con la presencia de los poetas Teresa Fornaris Marrero y Edel  Morales Fuentes se desarrolló este viernes  el tradicional espacio de la tertulia del Sur que conduce el poeta y pintor Pierre Barnet bajo el auspicio del Festival  Internacional de Poesía de La Habana y el Instituto Cubano del Libro, esta vez convocados por el Movimiento Poético Mundial  que invita a una lectura en todo el mundo,  durante este mes de agosto,  en respuesta a la violencia y los conflictos que los poderosos desencadenan en todo el planeta ocasionando más sufrimiento del género humano y el peligro de extinción de la vida en la tierra.

Como sucede cada mes, los amantes de la poesía disfrutaron también  de las interpretaciones del trovador Charly Salgado.

La cita fue en el Taller de Cerámica Amelia Peláez, sede del Colectivo de Artes Plásticas “10 de Octubre” en  Juan Bruno Zayas e/ Luis Estévez y Estrada Palma, Santos Suárez.

Teresa Fornaris: (La Habana, 1971):  Graduada de Ingeniería Química, es miembro de la UNEAC . Obtuvo el Premio Pinos Nuevos en 1999, Mención en el concurso Luis Rogelio Nogueras 2004, Premio Eliecer Lazo, Premio Especial de la AHS Regino E. Boti, y Premio José Jacinto Milanés en el 2005. Fue ganadora en el concurso internacional Nosside Caribe 2005, Premio Cauce de poesía en el 2007, con el cuaderno Circularidades, y Premio del Concurso Nacional de Literatura Hermanos Loynaz en el 2008, con el poemario Elocutio sine nomine.Sus poemas y reseñas han sido publicados en diferentes revistas de Cuba y el extranjero.

Tiene publicados  entre otros los poemarios:

Aqua-sex (Ed. Letras Cubanas, 2000)

Raya X (Ed. Letras Cubanas, Colección Poesía, 2004)

Encima de chapas de refresco (Ediciones Aldabón, Matanzas, 2007)

A propósito del Fast Track (Ediciones Vigía, 2007).

 

Esta es tu casa alta

 

Esta es tu casa alta

 

frente al mar

 

frente a la vida de otros que corren por tus venas

 

donde los adolescentes descuidan sus pasos

 

y se besan en las ruinas

 

Esta es tu casa alta

 

cerca de los marineros anclados en la tierra

 

cerca de las ideas que hacen de la playa un desembarco

 

cualquiera podrá agitar el uniforme

 

gritar que quiere paz

 

y besarse en las ruinas

 

frente al mar

 

Esta es tu casa alta

 

aquí falta una idea

 

una bandera blanca

 

un beso.

 

 

 

Sencillez

 

 

Vi con los ojos de un muerto

 

el ataúd y el carro

 

—con el ojo cerrado de los muertos—

 

la imagen del cristal pegado a mi vieja nariz

 

las flores

 

la marcha despaciosa

 

indiferencia de los que siguen

 

—raudos—

 

a sus ocupaciones habituales

 

miran a los lados

 

se persignan

 

Lo he visto todo con los ojos de un muerto:

 

la simple ausencia del dolor

 

la simple ausencia de todo.

 

(del libro Encima de chapas de refresco, 2007)

 

A propósito del Fast Track

 

a Teresa Melo

 

Mientras mi novio observa

un par de muchachas/muchachos

jugar track

yo leo unos versos de Curbelo

y espero la hora del atardecer

Tomamos algunas cervezas

a las que les falta una mujer con mi nombre

y apellido brasilero

Se ha ido

— nos decimos—

bebemos otro sorbo

y nos acompañamos de otras cosas Nuestros vecinos apuestan

por la homosexualidad de las muchachas

Nosotros

hablamos de una feria en otro sitio

de la poca falta que hace un libro

pero tener un libro más

nos encadena

adosa palabras al nombre

que ponemos en las plicas

— un renglón más—

y luego quedamos

para averiguar si a los jurados

gustarán nuestros textos Esta manía de encantar a todos El poeta es en sí

sin sus jurados

ni sus libros

El poeta es el ser

que observa a una muchacha/muchacho

no en su erotismo fisiológico

sino en la simple violación de la mentira.

 

(del libro A propósito del Fast Track, 2007)

 

semejanza

 

…………………………………………………….“Y he pensado en sus ojos

…………………………………………………………y en sus pies numerosos…”

………………………………………………………………….[ César Vallejo ]

 

Una araña en la pared

muestra la decadencia de sus patas

sus patas

ocho

…………………………………………….—su octava decadencia—

el infinito erótico

armándose en la penumbra de su movimiento

No salta

se fricciona entre las grietas

escondiendo su cuerpo

dejando fuera la misma punta siempre

Esta araña no me indica nada

también yo me escondía

para mostrar mis ocho extremidades

y friccionarme entre las grietas

tampoco saltaba

pero buscaba el infinito erótico

armándose en la penumbra de cada movimiento.

 

Edel Morales (1961-).Cabaiguán, Las Villas. Escritor, investigador y promotor cultural. Se graduó de la Licenciatura en Historia por la Universidad de La Habana en 1984 y en la misma universidad concluyó en 1992 una Maestría en Planeación del Desarrollo Cultural. Vicepresidente del Instituto Cubano del Libro tiene publicados títulos de narrativa y de poesía. Obtuvo, entre otros, los premios Nacional de Talleres Literarios 1988 y 1989 en testimonio, Nacional de Investigación de Patrimonio Cultural 1989 en historia, Pinos Nuevos 1993 en poesía, Revolución y Cultura 1996 en poesía, 13 de marzo 1997 en testimonio y Razón de Ser 1997 en novela.  Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y Miembro de Honor de la Asociación Hermanos Saíz de escritores y artistas jóvenes (AHS). Le fue conferida la Distinción Por la Cultura Nacional y la Roseta de la Ciudad de Cienfuegos. Es director fundador de la revista de literatura y libros La Letra del Escriba y del Centro Cultural Dulce María Loynaz. Reside en La Habana.

 

Idea de la rosa azul
Poema publicado el 14 de Junio de 2001

Para Viviana Cosentino Llanes,
la prefiguración de su existencia.

I
Rubia vestida de azul, de azul y no de negro,
de azul y blanco, de blanco y blanco.
Y no de negro.
Rosa que se eleva en el agua
por la luz del Este, en la costa juvenil y sola.
Y no en las cambiantes tinieblas.
Y no en el servicio estéril del ennegrecimiento.
Cuerpo de la transparencia que se abre
en plena superficie, en la arena de la costa.
Y no en la frustración del sexo.
Y no en la caducidad de los salones.
Yo entro al azul como antaño entraba al espejo.
Yo descubro en el blanco la resonancia del suelo
en las iniciaciones.
II
Rubia desnuda de azul, de azul y no de negro,
de azul y blanco, de blanco y blanco.
Y no de negro.
Rosa imposible y cierta
en la alegría de la costa a la hora del alba.
Y no en la fatuidad sin nombre.
Y no en los balnearios de la indiferencia.
Cuerpo de la imagen que sugiere la pureza
en una intensidad irreal, en el silencio de la costa.
Y no en la sombra pagada.
Y no en el ritual de la serpiente.
Yo entro a esa rosa con los ojos cálidos.
Yo descubro en ella la altivez y el deseo
de los nacimientos.

 

Pérdida de la inocencia
Poema publicado el 07 de Noviembre de 2004

Cuando el ángel terminó de llorar
alguien más humano cruzó el agua,
y se detuvo.
Magnetizaban lo pálido del rostro
y su voz, sencillamente tirada en la pared.
Llegaba la noche para el cielo y la tierra.
El ángel levantó su mano en el aire
como si empezar ese gesto ya lo salvara.
Tenía entre los dedos un cabello de luz
y lo acercó a la corteza del árbol.
Era un lenguaje de tristezas

 

Calle g. 1982
Poema publicado el 20 de Agosto de 2005

Una noche partíamos almendras en la calle G.
Eran más de las 12 y tú y aquella saya de flores blancas,
parecían la eternidad.
Yo me

Calle g. 1982
Poema publicado el 20 de Agosto de 2005

Una noche partíamos almendras en la calle G.
Eran más de las 12 y tú y aquella saya de flores blancas,
parecían la eternidad.
Yo me detuve un momento a contemplar la luz
y el paso de los autos por La Habana de 1982.
Todo resultaba tan sencillo.
El viejo mar bendito frente a la estatua de Calixto García.
Tu rostro avanzando en la semiclaridad de los pinos.
El golpe con que mi mano buscaba
en la roja intimidad de la almendra.
Todo resultaba tan sencillo
como la vida del agua que se escurre entre los dedos.
No debía venir nadie.
No esperábamos a nadie.
Yo me detuve un momento a contemplar la luz
y el paso de los autos por La Habana de 1982.
Tú, y aquella saya de flores blancas,
parecían la eternidad.

 

La libertad es infinita.
Poema publicado el 09 de Septiembre de 2008

Bajo el duro afiche que da sentido a esta hora,
contemplo el rostro de los bailadores.
Manos distintas se mueven en el aire.
Se mueve una voz, muchachas pegadas al sudor
y las guitarras que una estrella acerca por su luz.
Fascinados en esa alucinación giramos libremente,
sin miedo y sin otra voluntad que estar vivos,
así giramos, todos bellos en el crepúsculo de la ciudad.
Pasa Laura llevando el ritmo en los labios.
Pasa Fernan con un toque de rock sobre botellas.
Pasa el mar, azul y gris clarísimo.
Blancas monedas que la libertad desnuda.
Contemplo el rostro de los bailadores
y el efímero resplandor de las cosas más puras.
¡Qué difícil para mi ojo humano
mirar de frente esa única luz!
Pero siguen dentro refulgiendo sus destellos.

 

 

 

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *