la décima una nueva revisitación en granma: proyectos y comunidad

por Karel Leyva Ferrer.

Un diálogo entre promotores de la décima escrita en el país, que se han encontrado en esta 26 edición del Festival Al sur…, es la propuesta que abre las acciones del segundo día del encuentro pilonero.

Para ello se escucha la opinión de Miguel Mariano Piñero, presidente de grupo Nacional de Escritores Rurales; Alejandro Aguilar Presidente del Grupo Sur; Alexander Besú coordinador de la filial granmense del grupo Aladécima, Odalys Leyva; presidenta del Grupo Iberoamericano Décima Al filo; Alexander Aguilar (Coco) miembro de la filial granmese de Aladécima y Gustavo Ramírez miembro del Grupo Sur.

El espacio coordinado por la escritora e investigadora Juventina Soler, propone el acercamiento a la situación de la estrofa espineleana en las tierras del golfo de guacanayabo, movimiento que en las décadas anteriores a los 90 estuvo liderada por Juan Manuel Reyes Alcolea, Mariano Hernández y Argelio Torres y que en la actualidad tiene sus principales nichos en las tierras de Niquero y Güisa donde descollan las figuras de Besú, Coco y Jorge Betancourt. Resulta eficiente pero aún muy pequeño el grupo de cultores que utilizan la estrofa nacional como soporte poético en Granma, para ello se debe repensar cuales serían los caminos a transitar, para evitar el facilismo y a su vez incorporar más escritores y lectores a este universo de versificación pautada.

A opinión de Luis Carlos Suárez hay que reconocer el manejo potente del lenguaje que experimentan los escritores líderes de este movimiento, pero cree que es a su vez puede alejar el discurso de las grandes masas como es tradicional en la décima popular e improvisada. Gustavo y Alejandro Aguilar opinan al respecto que en Pilón en los poco más de cien años de existencia se ha mantenido en el plano oral una difusión constante con mucha aceptación del pueblo y así mimo se experimenta una marcada preferencia por los libros escritos en décimas.

Odalys Leyva realiza una semblanza del fenómeno decimístico en el país teniendo en cuenta los aportes de sus creadores al concierto literario nacional y muestra la experiencia de Décima Al Filo en su contante crecimiento desde el territorio de Guáimaro uniendo los múltiples intereses de los comunitarios y entidades de la cultura, la docencia y la agricultura. Miguel Mariano por su parte reseña la experiencia vivida en las tierras del central Colombia, tierras donde se reasentaron en distintos momentos del siglo XX más de 200 familias que dieron al traste con un ambiente propicio para el cultivo de la décima en todas sus variantes creativas.

La estrofa tiene en sí mismo la posibilidad de recorrer un mayor camino y de impactar en disimiles públicos, el pota que la trabaje debe invertir en ella toda la jerarquía estética que este a su alcance para imponerse y transformar el resultado poético en algo superior. Estos ejercicios deben mantenerse a partir del nuevo florecimiento de cultores de la estrofa amancebada en la isla y que vive en estos momentos un notable momento de promoción y producción.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *